Cuando abrir la boca te puede hacer perder millones. El caso de Abercrombie & Fitch.

10 abril de 2014

Hace unas semanas, el CEO de la marca de ropa norteamericana “para jóvenes cool”,  Mike Jeffries [esa joyita que ves en la imagen], perdía sus también funciones como presidente de la compañía, después de 17 años de gloria, para quedarse “tan solo” como CEO. Un paso previo [dicen las malas lenguas] a enviar sus rubios pómulos operados a las colas del desempleo.

¿Que por qué? Pues porque Mike posee una de las peores reputaciones en el mundo del retail y una boca tan grande como sus pérdidas, algo a lo que los accionistas de A&F, por fin, ha empezado a tocarles las helvéticas.

Porque no hay nada mejor que te toquen la cartera para que años de insultos lanzados a la población general te importen, ¿o no?

Por si no tienes el gusto de conocerle, algunas de sus frases hablarán por él:

“En todos los institutos hay tipos populares, y los que no lo son tanto. A nosotros nos importa el chico atractivo y totalmente americano que posee una actitud envidiable y un montón de amigos. Muchas personas no pertenece a esta definición. ¿Somos elitistas? Absolutamente. Las compañías que tienen problemas se dirigen a todo el mundo: jóvenes, viejos, gordos, demasiado delgados…”.

“Contratamos gente guapa en nuestras tiendas porque la gente guapa atrae a gente guapa y queremos que nuestra audiencia sean tipos cool y con buena planta. No nos dirigimos a nadie más.” [lo cual es irónico cuando le miras a la cara]

“No me importa lo que nadie opine más que mi público objetivo.”

Ropa abercrombie

Vale, ahora podríamos pensar que, dear Mike, usaba una estrategia de negocio algo sucia, pero, fríamente, tampoco hacía nada ilegal. En el fondo, tenía todo el derecho de buscar a su audiencia tipo y dirigirse a ella con el Marketing que le saliese de la arroba.

El problema llegó cuando un youtubero se enzarzó con Mike y consiguió viralizar el vídeo que te dejo más abajo y con el que, básicamente, animaba a todos los internautas que poseyesen ropa de A&F a regalársela a los homeless. ¿No querías dirigirte a tipos cool? ¡Toma dos tazas! Después llegó la prensa, Ellen Degeneres y finalmente su caída controlada. El movimiento ha sido tan popular desde el 2013, que incluso se mantiene activo en Twitter con el hashtag #FitchTheHomeless.

Nunca está de más conocer un poco de historia antes de jugar al hipster de moda, ¿eh? Espero que las campañas de Marketing le vayan mucho mejor a partir de ahora a mista Mike [y que tú tomes mejores decisiones ante tu Visa…].

Dale al play.

En Perspectiva Cónica encontrarás colecciones y reflexiones con una perspectiva diferente... Puedes escribir tu comentario más abajo o unirte a la conversación en Facebook, Twitter o G+.

La esclavitud de los sueldos

Post anterior:

La ley de hierro de los sueldos, otra forma de esclavitud.

Poner los cuernos

Post siguiente:

El límite de poner los cuernos

otras cosas chulas...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.